Todos tenemos sueños que nos gustaría  ver cumplidos. Unos son más sencillos y otros requieren más esfuerzo. En cualquier caso, ninguno de esos sueños verá la luz si permanecemos esperando que se cumplan por si solos. Hemos de realizar nuestra parte activa en el proceso, tomar decisiones y realizar acciones.

Para lograr ver realizados esos sueños debemos ser realistas con lo que cuesta conseguirlos y estar dispuestos a recorrer ese camino, realizar los esfuerzos y sacrificios necesarios. De otra manera, sólo estaremos fantaseando.

A veces nos enamoramos de una meta, sin pensar en todo lo demás, sin tener en cuenta lo que conlleva conseguirlo, mantenerlo o lo que realmente puede suponer en nuestras vidas haberlo conseguido.

Soñar no es suficiente, soñar no nos empodera.

Flores de Bach para crear nuestra realidad:

Clematis: Nos aporta el toque de realidad que nos puede faltar a la hora de planificar nuestras acciones.

Larch: Para fomentar nuestra autoestima y ser conscientes de todo lo que somos capaces ,  programar un camino siendo conscientes de nuestras limitaciones, sin que ello nos reste valor.

Gentian: Para no desanimarnos si los primeros resultados no son lo esperado, surgen inconvenientes o nos entran dudas.

Hornbeam: Para vencer la pereza que puede bloquearnos ante la inmensidad del camino que tenemos que recorrer.

Pero hay más… si nos sentimos paralizados en algún punto del recorrido, si surgen miedos, dudas, cansancio, si no sabemos por donde debemos avanzar…

Hay una flor de Bach para ti.

El proceso para lograr los resultados que deseamos también es importante. En ese camino nos formamos, evolucionamos,  nos preparamos interiormente para vivir después en la meta alcanzada con todo lo que ello pueda implicar. Ese cambio en nosotros puede ser más importante que conseguir esa meta en sí. Por tanto… por duro que sea conseguir tus objetivos, disfruta el aprendizaje, párate a agradecer lo bueno que va llegando y a pensar en el mensaje que deja aquello que no te ha parecido tan bueno.

Y siempre recuerda: ve hasta donde la vista te alcance y cuando estés allí, verás más del camino.

Lourdes Balestra. Licenciada en Farmacia y Técnico en Naturopatía. 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡ Suscríbete a nuestra Newsletter !

Únete a nuestra lista para mantenerte informada/o y recibirás un regalo de bienvenida.

Acepto la política de privacidad.

You have Successfully Subscribed!