Sólo por HOY…

Es una de las máximas de los principios reiki y uno de los grandes secretos para adquirir nuevos hábitos saludables… proponértelo sólo por HOY hace que tu mente lo perciba como un esfuerzo menor y esté más dispuesta a colaborar a tu favor.

 

Así que sólo por HOY: ¿Aceptas un pequeño gran reto?

Primero déjame contarte, para que sepas de qué te hablo, y luego dime ¿aceptas el desafío?

Posees una gran Sabiduría ¿te gustaría usarla a tu favor?

 

La sabiduría de tu mente se basa en tu pasado.

Lo que hemos leído, lo que hemos escuchado, lo que hemos observado y experimentado a lo largo de nuestra vida terminan dando forma a muchísimos conocimientos, patrones de conducta, opiniones, creencias… que vamos acumulando.

Cada uno tenemos un pasado y un recorrido diferente. Por eso cada uno tiene unos conocimientos y una sabiduría desde la mente diferente.

Además, tienes una fuente de sabiduría que no depende de tu pasado. Es tu sabiduría interna, y ésta no reside en tu mente.

 

Todos poseemos esa sabiduría interna, aunque muchas personas no la dejan manifestarse.

No se trata de que no queramos, es tan sólo que hemos olvidado cómo hacerlo.

La mente necesita acotarlo todo en palabras y conceptos.  Por ello, todo lo que la mente abarca queda limitado, acotado a lo que el lenguaje que poseemos puede describir.

 Y a su vez, el mensaje queda tergiversado, pues al acotarlo a las palabras una parte se pierde…

¿Y qué parte se pierde?

Depende de quién crea el mensaje, de quién lo transmite y de quién lo recibe e interpreta.

Pero hay mucho más allá de las palabras. Igual que eres mucho más que una mente pensante.

 

Para acceder a este Universo más allá de nuestra mente hemos de estar presentes Aquí y Ahora. Es como abrir un portal que nos lleva más allá de las limitaciones a las que la mente nos somete.

No olvidemos nunca, nuestra mente es maravillosa, pero hay mucho más allá de ella.

 

Hay muchas formas de conseguirlo.

La meditación es una de ellas. A su vez, hay muchas formas de meditar y algunas nos conectan más que otras.

La meditación no es imprescindible para abrir este portal que nos lleva más allá de la mente, aunque es una forma muy sencilla de comenzar a hacerlo.

De hecho, este portal se abre a veces sin que nos demos cuenta.

Una hermosa puesta de sol, observar a un bebé que duerme plácidamente, un hermoso sonido… infinitud de posibilidades te hacen estar en paz y en sintonía con tu entorno y contigo misma.

Esos breves instantes de completa paz y quietud interior en que percibes lo que te rodea con una intensidad superior y en los que tu mente ni siquiera tiene “el valor” de participar.

Tu mente queda al margen, sabe que no hay palabras, ni definiciones para describir lo que acontece en esos breves instantes.

¿Qué ha sucedido?

Por esos breves instantes has percibido desde tu yo más profundo, desde tu Yo Divino.

 Lo puedes llamar Esencia Divina, el Ser, Alma… ya estamos de vuelta a las palabras y cualquiera que uses… no importa lo profunda que sea para ti, ya lo está acotando y haciendo que pierda parte de su inmensidad.

Si sabes a lo que me refiero, porque lo has experimentado en alguna ocasión y lo recuerdas, comprendes que no hay palabras para expresarlo. Pero ya sabes lo que es.

Y cuando sabes algo que “no cabe en tu mente” lo sabes desde tu sabiduría interna.

 

Cada vez que puedes experimentar dejando la mente a un lado. Cada vez que estás presente y atenta a lo que sucede sin juzgarlo, sin etiquetarlo… estás experimentando desde tu Ser, desde tu Sabiduría Interna.

 

Los sucesos de la vida, las personas, seres, objetos que nos rodean… los percibimos desde una nueva perspectiva, los comprendemos sin palabras, quizás después no sepamos explicar lo que ya sabemos, lo que ya entendemos, pero lo sabemos.

 

Esta forma de entender nuestra vida, sus sucesos y nuestro entorno…nos hace sentir más seguros, caminar con confianza.

Pues, en lo más profundo de tu interior, sabes que es correcto, que es perfecto. Y no necesitas ponerle palabras.

 

Y la Paz llega a ti de nuevo. Y estás en calma y te sientes bien. Y te sientes fuerte para poder continuar tu camino, aunque en estos momentos estés rodeada de contrariedad.

 

Encuentra tu fuerza, practica estar presente y sentir más que pensar.

Ya hemos pensado bastante, llevamos toda nuestra vida haciéndolo.

 

¿Qué tal si ahora te permites vivir desde otra parte de ti?

No pienses la respuesta…. Tan sólo SIENTELA.

 

Y ahora que lo sabes ¿aceptas mi reto?

Sólo por HOY:

Trata de estar presente tanto como puedas, experimentando desde tu Ser en lugar de desde tu mente. Observa sin juzgar y sin etiquetar.

 

 

Te animo a hacerle llegar esta invitación a otras personas, así como a participar en los comentarios. Juntos crecemos más.

Gracias, gracias, gracias.

Con cariño, Lourdes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡ Suscríbete a nuestra Newsletter !

Únete a nuestra lista para mantenerte informada/o y recibirás un regalo de bienvenida.

Acepto la política de privacidad.

You have Successfully Subscribed!