Te presento un nuevo ejercicio de meditación y relajación llamado Meditación Luz Blanca.

Muchas son las veces que los sucesos de nuestro entorno nos trastornan. Necesitamos aprender a gestionar todas estas emociones y, sobre todo, necesitamos calmarnos.

Sólo con afrontar la misma situación desde la calma, ya tenemos otro punto de vista, una nueva perspectiva que nos hace sentir, vivir y experimentar desde un nuevo ángulo.

Y desde la calma interior, surgen muchas más opciones y soluciones que desde la ansiedad o la angustia.

Por ello, aprender a relajarnos es muy importante, pero no sólo para nuestro equilibrio emocional, sino también para nuestra salud física.

¿Y si te dijera que…?

Con un ejercicio de meditación, además de relajarte puedes conectar con otras emociones…

No quiero estropearte la sorpresa que te espera en el audio (o vídeo si lo prefieres) así que te recomiendo en este punto que lo practiques y luego sigas leyendo.

(Si te gusta meditar con los ojos cerrados te recomiendo el audio, si por el contrario prefieres los ojos entreabiertos, usa el vídeo, pues lleva una imagen de fondo pensada para no distraerte y favorecer tu concentración en el ejercicio)

Si prefieres un audio, pulsa en el botón naranja a tu izquierda.

Si prefieres ver el vídeo, pulsa el botón gris de la imagen inferior.

Sí, desde la meditación puedes conectar, no sólo con tu Paz Interior, sino también con tu Alegría Interna. Ambas, juntas, dan lugar a un estado de bienestar sumamente sanador.

¿Y qué sana?

Con la vibración en la que nos colocamos sana nuestro cuerpo físico…

Sé que parece que no existe conexión, pero nuestras células no son inmunes al entorno que las rodea.

 Tanto cuando te sientes mal, como cuando te sientes bien, estás produciendo sustancias químicas en tu organismo que afectan a todo tu cuerpo.

 Cuando te sientes bien, tus células están también rodeadas de tu bienestar y su funcionamiento se ve influenciado.

Pueden cumplir mejor sus funciones y eso significa que las células del sistema inmunitario te protegen mejor, las que corrigen errores en tu organismo los corrigen mejor, las que… todas hacen sus funciones mucho mejor.

¿O acaso nosotros mismos no rendimos más en un buen ambiente de trabajo que en uno tóxico?

Con la alta vibración sana nuestra mente…

Estamos más alegres y positivos, más optimistas. Ansiedad, tristeza, complejos, inseguridades, manías, miedos… todo lo que se incrementa cuando estamos nerviosos o ansiosos, con la calma y la alegría se apacigua.

Tu energía se contagia… influyes en quienes te rodean

Tu vibración se transmite. ¿No has notado como estar al lado de una persona enfadada te afecta, aunque no esté diciendo nada?

Fíjate si tienes nuevamente la ocasión, verás que sientes algo de su enfado sólo por tenerle cerca. Igual pasa con las altas vibraciones, las notas y las notan.

Se contagian y a quienes las tienen están más protegidos ante las bajas vibraciones de otras personas (situaciones, comentarios, pensamientos…)

Por ello te invito a practicar este ejercicio conmigo a compartir el enlace, y además practicarlo por tu cuenta, para que cada vez que lo necesites dejes que tu Luz ilumine al mundo (Y si has decidido leer antes de hacer el ejercicio, no habrás entendido esta última frase, por tanto… haz el ejercicio 😉 y lo entenderás)

Te invito a dejar comentarios en soundcloud, YouTube o aquí mismo, en el blog. Me encantará leerte además de relajarnos juntos.

Un gran abrazo de Luz.

Con cariño, Lourdes.

 

Para seguir profundizando en la gestión emocional haz click aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡ Suscríbete a nuestra Newsletter !

Únete a nuestra lista para mantenerte informada/o y recibirás un regalo de bienvenida.

Acepto la política de privacidad.

You have Successfully Subscribed!