Hay personas que siempre parecen conseguir sus objetivos. 

¿Y tu?, ¿eres de las personas que consiguen lo que se proponen?

Hoy te traigo 7 claves para conseguirlo.

 

Nota: puedes ver este artículo en youtube o escucharlo como podcast, para ello busca los enlaces el al final de la página.

Tipos de reacción:

A la hora de afrontar una situación que nos resulta difícil, las personas podemos reaccionar de dos formas:

Las personas que sólo ponen excusas:

Es muy difícil… me lo pensaré…. yo no puedo… no estoy tan mal… yo no se hacerlo…

 Las personas que buscan soluciones:

Personas que ante los problemas crecen y evolucionan. Ante cada complicación en su camino, deciden buscar una solución, aprender nuevas rutas y no rendirse. 

¿Cual de las dos crees que tiene más éxito?

 

Las personas que sólo ponen excusas, a menudo,  se dejan dominar por sus miedos y sus limitaciones. Es duro reconocer esto y, seguramente, muchas no se hayan dado ni cuenta.

 

Si perteneces al grupo de los que siempre ponen excusas, seguramente nunca te hayas parado a preguntarte algo tan simple como:

¿POR QUÉ?

 

Y al no parar, has seguido actuando siempre de la misma manera. Esa forma de actuar a la que yo me refiero como “vivir en piloto automático”.

Ésta forma de actuar te está restando poder y te está alejando de tus objetivos. De tus metas. De tus sueños…

Ahora bien, no desesperes, pues:

PARA TODO PROBLEMA EXISTE UNA/VARIAS SOLUCIÓN/ES

 

También para los tuyos. 

Ahora, veamos el otro tipo de personas y después veremos qué puedes hacer si todavía estás en este primer grupo. 

Las personas que buscan soluciones también tienen dudas, miedos… también han fracasado en el pasado. Ninguno somos perfectos… somos humanos. Todos nosotros.

Sin embargo, hay personas que han decidido, consciente, o inconscientemente, sobreponerse a todas esas limitaciones.  Sus miedos, sus creencias limitantes, sus fracasos… no suponen un freno para alcanzar sus objetivos.

¡Y van a por ellos!

Si, si… con su mochila cargada de dudas, miedos y creencias limitantes… igualita que la tuya. Pero toman una decisión muy importante: 

No permitir que todo eso les frene. 

 

Estas personas, ante la adversidad, crecen:

 

SE EMPODERAN

Ahora viene la buena noticia…

¡TU TAMBIÉN PUEDES LOGRARLO!

Y me parece estar oyendo a más de uno… Lourdes… ¿pero cómo?

Vamos a ver 7 claves que te ayudarán a conseguir tus objetivos:

 

Lo primero de todo es tomar la decisión de cambiar de bando. Si… decide ahora mismo (y dilo en voz alta, con tus manos, una sobre otra, sobre el corazón, para afianzar tu compromiso contigo mismo):

“Cambio de bando. Ya no soy de las personas que buscan excusas, yo busco soluciones”

Siente tu compromiso con esta frase y permite que fluya tu nuevo poder.

Las palabras son MUY poderosas.

Desecha la duda de tu mente y vamos a ver con un poco más de detalle qué puedes hacer para dar este paso.

El camino hacia tu meta a veces se ve demasiado grande, es como una montaña gigantesca qeu tienes que escalar y sólo estás viendo paredes escarpadas y lugares peligrosos.

Pero cuando vas caminando, descubres que hay caminos, senderos por los que puedes transitar cómodamente e ir ascendiendo poco a poco… por ello:

DIVIDE TU CAMINO EN TROZOS PEQUEÑOS

Ahora que ya has decidido cambiar de bando, debes comenzar a reeducar tu mente. Para ello vamos a  ver:

7 claves para alcanzar tus objetivos

 

1.- Ponte una nota en algún sitio visible como recordatorio de que ahora eres del bando de los que logran sus objetivos. 

¡No hagas cualquier cosa!

Este es un paso muy importante en tu vida, hazlo bien, que te llame la atención y que te resulte agradable verla.

2.- Comprende en integra en tu interior que todos somos humanos.

Todos tenemos miedos, complejos, limitaciones, dudas y fracasos a nuestras espaldas.

No eres ni más ni menos.  Y los demás… pues tampoco lo somos.

3.- Valora tus metas. ¿Realmente lo quieres? O vas a por ello porque los demás creen que “deberías” o peor… tu mismo crees que “deberías”.

 No… destierra los debería, pues los “debería” no tienen nada que ver con tus deseos y por lo tanto no se trabaja sobre ellos de la misma manera.

4.- Acepta. Ante cada pensamiento desmotivador, cada miedo, cada “yo no puedo”, estén disfrazados de la excusa de la que se hayan disfrazado en esta ocasión… acepta que eso pertenece a ti.

 

Si… primero acepta que eso te pertenece y forma parte de tu forma de ser.

Y cuando aceptes que eso te pertenece, puedes elegir soltarlo o seguir adelante con todo a cuestas. Porque seguir adelante con tus miedos y tus limitaciones, también es una opción. No siempre es el momento de dejarlos atrás y decirles adiós.

Entonces usa frases positivas, frases que te empoderen y te den la fuerza para ir a por tu objetivo.

5.- Empieza en pequeñito…

“Cómo reaccionas en lo pequeño, reaccionas en lo grande”

Retomando el tema de las metas grandes que se ven como montañas inexpugnables… empieza por cosas sencillas, cotidianas. Y luego te vas a otras más grandes. Si empiezas por la mayor te va a ser mucho más difícil y es mucho más probable que te rindas al primer intento.

6.- No te rindas. ¿Te has fijado en los niños?

¿Cuántas veces se cae un niño pequeño antes de aprender a andar?. No… los niños nos e rinden, lo intentan una y otra vez hasta que lo consiguen. Si no hubiéramos sido así todos de pequeños ninguno andaríamos.

¿Te has fijado lo que acabo de decir?…

“Si no hubiéramos sido así…. Todos…. Alguna vez…”

Tu también fuiste así. Así venimos “programados” a este mundo. Y luego vamos olvidando… vamos creyendo lo que oímos, lo que interpretamos y vamos llenándonos de miedos y limitaciones… desaprendemos nuestro valor.

Y tengo otra buena noticia para ti… todo lo que crees que has desaprendido… está dentro de ti, en realidad no lo has olvidado, sólo lo has tapado con capas y más capas de creencias limitantes. Ve soltando capas y vuelve a empoderarte.

Vuelve a ser como los niños pequeños… porque ellos lo consiguen todo.. no hay meta ni objetivo que les asuste o les parezca demasiado difícil.

7.- Visualiza…

Realiza meditaciones que sean ejercicios de visualización.

 Visualízate consiguiendo lo que quieres. Ya lo tienes… ¿Qué sientes?… observa esas emociones que crees que tendrás cuando consigas tu objetivo.

A lo largo del día, trae de nuevo esas sensaciones a ti… al menos tres veces cada día…. Intenta sentirlas como si ya fueran una realidad.

Y sobre todo…

CREE EN TI

 Tómate un minuto porque:

Los conocimientos se pierden si no se fijan

 

Por eso, tómate un minuto, tan sólo un minuto, para escribir que has aprendido en este artículo y que descubrimiento útil te llevas para tu vida. 

Piensa que puedes aplicar, cuando… y hazlo… si lo lees o escuchas, pero no lo pones en práctica, pronto se habrá quedado en el olvido. Pero si comienzas a hacer uso desde este mismo momento de aquello que consideras útil para tu vida, estarás sentando las bases del cambio.

Comparte este artículo para ayudar a más personas a cumplir sus sueños. Y si te ha gustado, suscríbete a este blog. Recibirás un regalo regalo de bienvenida, contenido exclusivo e información sobre novedades y promociones futuras de primera mano. ¿Te lo quieres perder?…. ¿no?, toma acción… ¡suscríbete!

 

Con todo mi cariño,  

Tu Entrenadora en Hábitos Saludables.

Lourdes Balestra.

Puedes ver este artículo en YouTube 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡ Suscríbete a nuestra Newsletter !

Únete a nuestra lista para mantenerte informada/o y recibirás un regalo de bienvenida.

Acepto la política de privacidad.

You have Successfully Subscribed!