¿Qué fue antes el huevo o la gallina?

¿Qué viene primero pensamiento o emoción?

¿Qué influencia tiene sobre nosotros?

Descúbrelo en: 

PENSAMIENTO O EMOCIÓN ¿EL HUEVO O LA GALLINA?

Lo cierto es que hay bastante controversia. Hoy te dejo mi opinión y estaré encantada si al finalizar me dejas la tuya.

Hemos estado viendo en las últimas semanas la importancia de nuestras creencias y nuestras emociones en nuestra vida.

Y muchas veces no sabemos por donde empezar ¿pienso así por cómo me siento o me siento así por como pienso?

Los procesos son tan rápidos que aún no hay una decisión en firme.

 

Lo que sí sabemos, y es muy importante, es que ambos se retroalimentan.

Me explico:

1.- Piensas como piensas en un determinado momento por cómo te estás sintiendo, y

2.- Sientes como sientes por cómo estás pensando.

Sí, las dos son ciertas.

 

Cuando experimentas una determinada emoción, ésta se alimenta de los pensamientos y atrae nuevos pensamientos de vibración semejante para poder mantenerse con vida (así, como si tuviera vida propia y cierto grado de inteligencia, igual).

A su vez, pensar de una determinada manera te hace sentir unas emociones concretas.

A mi entender, primero debe haber un pensamiento que desate una emoción. Quizás incluso un pensamiento inconsciente, rápido, fugaz, pero nuestro cuerpo ya nos manda el aviso de que algo está pasando ¡¡alerta, alerta!!

¿Por qué?  Porque por nuestra mente, continuamente, pasan muchísimos pensamientos y no somos conscientes de ellos. Es una opinión personal, ni los científicos se ponen aún de acuerdo.

Acto seguido, esa emoción atrae más pensamientos y ahí es donde puedes tomar conciencia.

 

¿Por qué saber esto puede ser importante?

Porque nos hace darnos cuenta de la importancia de tener pensamientos de calidad.

Y sí, puedes entrenar tu mente para tener más pensamientos de un tipo determinado.

¿Te has fijado que hay personas muy negativas y pesimistas y que éstas siempre están rodeadas de más personas negativas y pesimistas?

Y lo mismo pasa con las personas positivas y optimistas.

(Primer ejercicio)

Piensa y busca… ¿Conoces a alguien que anteriormente estuviera en un grupo y haya pasado a otro? (me refiero alguien que fuera negativo y ahora positivo) ¿te has fijado cómo ha cambiado su entorno?

Yo misma estuve en un grupo y cambié. Por eso sé que se puede hacer y cómo lograrlo, de forma sencilla.

 

Te lo cuento: entrenando nuestra mente.

Por nuestra mente pasan montones de pensamientos, algunos los captamos con nuestra mente consciente y otros no.

Con “La Magia de nuestra Atención” podemos entrenar focalizarnos en unos pensamientos u otros.

Esos en los que te enfocas los percibes con más fuerza y desencadenan determinadas emociones (ahí quería yo llegar).  Esas emociones ¿qué harán? Atraer pensamientos que las alimenten.

Y así es la pescadilla que se muerde la cola. Se alimenta el proceso.

Cuando somos negativos y pesimistas, esto no es tan fácil como suena al principio.

(Ejercicio dos: usa recordatorios)

Me encanta apoyarme en recordatorios para lograrlo (en este caso “Recordatorios de Felicidad”). Porque no es nada difícil, de hecho, es muy sencillo y lo difícil es acordarse. Pero si te pones unos recordatorios, como hemos visto en artículos anteriores, ¡todo cambia! ya no tienes que hacer el esfuerzo de acordarte, y todo se vuelve muy sencillo.

Usa “Recordatorios de Felicidad” para acordarte de escoger esta opción en cada momento

Lourdes Balestra

 

¿Y ahora quieres saber por qué no es importante saber quién fue primero?

Porque independientemente de quien sea primero, las acciones a realizar son las mismas.

Tanto si detectas pensamientos negativos como una emoción de baja vibración, las acciones a realizar son las mismas.

Cambiar unos pensamientos por otros y gestionar tus emociones.

No se trata de pensar positivo sin más. Sé, de buena tinta, que cuando estás atascado en un momento de negatividad profunda, el “piensa positivo” a la fuerza no funciona en absoluto.

En el próximo artículo te hablo de ello y te cuento un pequeño secreto para lograr cambiar tu vibración apoyándote en tus pensamientos de una forma muy, muy sencilla.

 

Ahora te toca a ti:

¿Qué piensas que es antes? ¿pensamiento o emoción? Me encantará leerte, sé que es un tema muy controvertido y siempre que escucho a varias personas opinar, cada uno tenemos nuestras propias ideas.

Me encanta aprender y abrirme a nuevas opciones, por eso me encantará conocer tu opinión y por qué piensas así.

Y mientras la ciencia demuestra o no demuestra, podemos pasar un buen rato debatiendo 😉 (siempre desde el respeto, no publicaré comentarios ofensivos hacia otros usuarios, por tanto, te pido que seas respetuoso/a en tus comentarios, todos tenemos derecho a tener nuestras creencias y opiniones. Si alguna opinión no coincide con la tuya es una magnífica oportunidad de practicar la tolerancia)

¡Hasta la semana que viene!

Un abrazo de Luz.
Lourdes Balestra (Entrenadora en Hábitos Saludables)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡ Suscríbete a nuestra Newsletter !

Únete a nuestra lista para mantenerte informada/o y recibirás un regalo de bienvenida.

Acepto la política de privacidad.

You have Successfully Subscribed!