cuidado integral

Ana Garcia nos cuenta sus secretos para sentirnos bien y disfrutar de nuestra pasión.

 

¿Por qué es necesario cuidar tu cuerpo, mente y ser para poder disfrutar de lo que te apasiona?

¿Has intentando trabajar en lo que tanto te gusta aún cuando te dolía mucho alguna parte de tu cuerpo, o mientras estabas estresado, preocupado, o simplemente creías que no podías hacerlo?

¿Has querido hacer algo mientras por dentro piensas que en tu vida personal no avanzas?

¿Cuál ha sido, a menor o mayor plazo, el resultado de estas preguntas?

Seguro que no muy bueno.

Y es que es muy difícil hacer cosas cuando tu cuerpo, mente y ser no se encuentran bien, o es más, cuando no se encuentran alineados, porque al principio puede darte la sensación de que no tiene ninguna importancia hacer una cosa mientras piensas en que es otra, pero con el tiempo alguna de estas tres facetas acaban pidiendo responsabilidades si no han sido tratadas correctamente.

Aunque siempre lo tomemos por separado, somos las tres facetas a la vez: cuerpo mente y ser, y cuando una no va bien, el resto acaban descarrilando.

¿Cómo se desequilibran?

Puedes ser alguien que tenga una dieta supersaludable, haga ejercicio todos los días y descanse lo necesario, pero tal vez te sientas mal emocionalmente por la razón que sea. ¿Resultado? seguro que el ejercicio se ve afectado porque no tienes ganas de salir, no descansas bien y tu comida tiende más a calmar tu hambre emocional que la fisiológica.

Vamos a verlo desde otro lado, eres de los que consigue un bienestar emocional porque controla sus emociones y ha conseguido desterrar sus creencias limitantes, pero sin embargo apenas descansa, come mal y no hace ejercicio. Aunque a corto plazo sigas igual, con el tiempo tu salud, sin duda se verá afectada, y alguien que no descansa tiene niveles de estrés más elevados, con lo que te costará mucho más gestionar sus emociones.

También puede que te cuides mucho físicamente y que sepas controlar tus emociones, pero tal vez no te sientas realizado ya sea profesionalmente o personalmente. A la larga, esto va a acabar reflejándose en cualquiera de tus otras facetas, lo cual causará un desequilibrio del que buscarás cómo salir.

¿Qué tiene que ver todo esto con tus pasiones?

Muy sencillo. En cuanto el equilibrio de alguna de estas partes se pierda, ya no vas a tener tiempo para ocuparte de tus pasiones, porque este pasará automáticamente a utilizarse en aquella faceta que dejaste un poco más de lado.

Si cuidas mucho tus emociones, pero no cuidas tu espalda mientras estás dedicándote a tu pasión de emprender online y pasas muchas horas sentado, acabarás necesitando parar unas horas – o días, según sea tu estado – para aliviar un poco ese dolor.

Si comes bien y haces mucho deporte, pero no sabes gestionar tus emociones, no sabrás afrontar problemas que te lleguen a diario y perderás también mucho tiempo de alguna de tus pasiones, por ejemplo, estar con tus seres queridos, porque no te encuentras con ganas de sociabilizar en ese momento.

Y más allá aún, salud perfecta y mindset perfecto. ¿Todo genial, no? Pues no. Puedes, como dicen algunos tener una casa preciosa, coche maravilloso y una familia genial, ¿qué más quieres? Aún así, puedes sentirte vacío por dentro, no sentirte realizado. De esta forma, es imposible que disfrutes, en el amplio sentido de la palabra, de alguna de tus pasiones.

¿Cómo integrar tu salud a todos los niveles?

Voy a darte unas minipautas para que integres todo esto, porque hacerlo como realmente merece da para escribir cientos y cientos de posts de los que ya se ocupa Lourdes 😉 , yo sólo voy a darte algunos tips:

Cuida tu cuerpo:

Aquí tendrás que cuidar aspectos como la nutrición, dando más importancia a productos lo más naturales posibles, ya sean carnes o frutas-verduras-legumbres e intentando desterrar todo lo que sea procesado (charcutería, bollería industrial, snacks, etc.)

También tendrás que hacer ejercicio para que tu cuerpo se mantenga en buen estado, además de ayudarte a través del movimiento a liberar energía acumulada. Elige una actividad física que a ti te guste, o aunque sea simplemente caminar, pero lo importante es ser constante. El hecho de pegarte hoy una caminata y que no lo hagas después en toda la semana no te servirá de nada, es más puede que te hagas daño por la falta de práctica y “sea peor el remedio que la enfermedad”.

Tras un buen ejercicio hay que incluir también un descanso, véase el nocturno de dormir las horas que necesitas (las que necesitas tú, no las que te dice cualquier titular de una revista) o bien durante el día. No hagas todas tus tareas pendientes de golpe, tómatelo con calma y de vez en cuando haz paradas para reposar, tanto física como mentalmente. Estas pausas te pueden venir muy bien para hacer alguna actividad física y aprovechar mejor tu tiempo.

Cuida tu mente:

Si hasta ahora les habías dado poco valor a esta parte te costará un poco más, igual que me pasó y me está pasando a mí, pero no te preocupes porque créeme que poco a poco lo conseguirás. Si consigues gestionar tus emociones, observándolas sin juzgarlas  e intentando comprender su origen te será mucho más sencillo tu día a día.

Otro punto importante para tu mindset es desterrar tus creencias limitantes, desterrar todo aquellos pensamientos que te impiden crecer tipo “yo no puedo”, “yo no valgo”, “no sé cómo hacerlo”…  todo en la vida es aprendizaje, y el camino se aprende andando, así que ponte tus zapatos y ¡adelante!

La forma que tengas de enfocar tus pensamientos también hará mucho, si solo piensas en lo malo que te ocurre y “la mala suerte que tienes”, no saldrás de ahí. Mejor pensar en las posibles soluciones a tu problema y verás cómo avanzas mucho más rápido.

Cuida tu ser:

En este punto le devuelvo la palabra a Lourdes que es la experta en las herramientas que puedes usar para cuidar tu ser – meditación, oración y desarrollo personal– , pero por mi parte, en este aspecto un solo consejo: aprende a escucharte a ti mismo. Si no lo haces tu “yo” interior va a acabar gritándote para que hagas lo que realmente hace tanto tiempo que quieres hacer, y para escucharle, la meditación es una muy buena herramienta.

Hasta aquí llegó mi post. Espero que te haya sido muy útil para cuidar un poco más las tres facetas de tu persona y que veas la importancia de mantenerlas en equilibrio para poder disfrutar de tus pasiones todo lo que quieras y más.

Ana García es farmacéutica y formadora sanitaria. En su web anamiboticaria.com enseña a los emprendedores digitales a liberarse de su dolor de espalda causado por muchas horas sentados delante del ordenador, para que a través de unos hábitos de vida saludables puedan disfrutar al máximo de su trabajo y su familia.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡ Suscríbete a nuestra Newsletter !

Únete a nuestra lista para mantenerte informada/o y recibirás un regalo de bienvenida.

Acepto la política de privacidad.

You have Successfully Subscribed!