De los miedos concretos al valor con Mimulus. Hábitos Saludables.

Para el miedo a las cosas de este mundo (enfermedades, dolor, accidentes, oscuridad, soledad, desgracias, salir a la calle, etc…).

Quienes los padecen, a menudo,  no quieren hablar de sus miedos e intentan ocultarlos en lugar de enfrentarlos. Los soportan secretamente con temor a confesarlos y ser rechazados por padecerlos. A menudo son personas tímidas.

Mímulus para miedos cotidianos.-

Los miedos de tipo Mímulus suelen ser anticipatorios y retroactivos. Son miedos muy limitantes, pues nos impiden tomar acción, a menudo bloqueándonos en determinados aspectos de nuestras vidas.

Acallar estos miedos suele dar problemas estomacales, concretamente gastritis y úlceras… también jaquecas frecuentes, entre otras dolencias físicas, además de las limitaciones en la vida diaria.

Mientras estos miedos no se gestionen, cosas que para otras personas pueden ser normales y muy sencillas, para quienes los padecen pueden resultar una gran fuente de ansiedad. A esto hay que sumar el temor a confesarlos y a pedir ayuda por miedo al rechazo.

Mímulus para la timidez.-

La timidez también es un problema que suele mejorar con Mímulus, pues es un problema que nace del miedo al rechazo.

Por tanto, en niños que tienen problemas para atreverse a hablar con otros niños o con mucho miedo al ridículo es una ayuda muy importante. 

Mímulus para el miedo a la enfermedad.-

Mímulus también ayuda a personas con hipocondría. El miedo a la enfermedad es un miedo muy concreto y que produce mucho sufrimiento en las personas que lo padecen.

Pero para el tratamiento de la hipocondría no recomiendo tomar Mímulus sola, pues lo normal es que haya otras emociones y/o creencias en juego. Por tanto, para ver resultados deben ser tratadas en su conjunto. Sin embargo si es una flor importante en estos casos y casi siempre imprescindible. 

Conclusiones.-

En cualquier caso y de forma generalizada, la terapia con Flores de Bach es una ayuda amable para superar cualquier situación (con síntomas físicos o sin ellos) que nos cause algún tipo de limitación y/o sufrimiento.

¿Dónde encontrarlas?.-

Puedes tomar esta flor de Bach por ti mismo. Las encontrarás en farmacias especializadas, herbolarios o por internet (os dejo unos enlaces de las originales del Instituto Bach al finalizar el artículo) o pedir ayuda, si no sabes cual o cuales debes tomar.

¿Cómo se toman?.-

Cómo normal general se toman 4 gotas 4 veces al día. El preparado se debe dejar unos 30 segundos debajo de la lengua para darle ocasión a la absorción sublingual y se debe tomar separado de comidas.

Tu terapeuta te puede recomendar aumentar la dosis, sobre todo al principio del tratamiento para obtener antes los resultados esperados.

       Tanto si quieres como si no quieres hablar de a qué le tienes miedo, pero quieres superarlo, no dudes en escribirme a: loubales.info@gmail.com o a través del apartado “Contáctame” .

Hay una preparación de flores de Bach para ti, que te ayudará a superar tus miedos, sean cuales sean. Yo sólo te guío en el proceso, hasta encontrar tu camino. Hasta alcanzar la meta que tu te propones.

Lourdes Balestra.  Tu Entrendora en Hábitos Saludables. (Licenciada en Farmacia y Diplomada en Flores de Bach).

Nota: Comparte para ayudar a otras personas. 

 

 

Contáctame en privado: 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡ Suscríbete a nuestra Newsletter !

Únete a nuestra lista para mantenerte informada/o y recibirás un regalo de bienvenida.

Acepto la política de privacidad.

You have Successfully Subscribed!